en / fr / es / pt / de / it / ca / el

As notícias de 5473 coletivos anarquistas são postados automaticamente aqui
Feed de notícias atualizado a cada 5 minutos

Instituto de Estudos Libertários entrevista Pascual González


206 visualizações


45 anos de militância libertária”

Agosto de 2021

Pascual González

1) ¿Quién es Pascual González?

Nací, en 1953, en una pequeña aldea de las montañas de León fronteriza con Asturias. Toda mi familia eran mineros del carbón y todos murieron de silicosis, excepto uno que murió en una explosión de grisú (gas que se acumula en las minas) y mi padre que dejó el pozo, hábilmente, con los pulmones “sólo” relativamente dañados y aún vive. Con 10 años me metieron en un colegio de curas (interno) hasta que mis padres emigraron a Madrid. Fueron 2 años, suficientes para aprender que la religión era un cuento lleno de contradicciones y barbaridades y el dios, alrededor del que habían montado todo el espectáculo de ritos y miedos, era aún más patético y absurdo.

A pesar de estar cerca de una de las zonas conflictivas, en plena dictadura, no se hablaba de política ni de luchas sindicales en casa. Así que llegué a Madrid con la ignorancia que el régimen dictatorial, con bastante éxito, adormeció al país en los años cincuenta y sesenta. Sin olvidar la represión salvaje, claro, que mantenía el miedo, la clandestinidad de las luchas y la censura en una sociedad gris y empobrecida.

Recalamos en un barrio, Villaverde al sur de Madrid, rodeado de fábricas (principalmente del metal) de manera que pronto empecé a ver manifestaciones obreras. En los primeros años setenta, las manifestaciones eran cada vez más habituales, más numerosas y agresivas, y no tardé en acudir con mis amigos con más y más implicación. Así que podríamos decir que mi escuela sindical y de lucha fue la calle. Y hasta hoy.

2) Cuándo conociste el anarquismo?

Algunos de mis amigos, que estaban en la universidad, tenían mejores conocimientos teóricos y hablábamos. Primero de marxismo, pero la idea práctica que me llegaba era demasiado jerárquica, autoritaria y militarista. Me echaba para atrás. Al poco conocí un poco más sobre el anarquismo y todo lo que oía me gustaba: la libertad, el apoyo mutuo, la horizontalidad, el libre acuerdo, el antiautoritarismo, el federalismo… No había nada que me sonara mal. Joder, si hubiera tenido la capacidad de diseñar o de proponer un modelo de sociedad ideal, hubiera empezado con esos planteamientos. Lo mismo que pienso 50 años después.

En esa primera mitad de los años setenta fuimos encontrándonos, de manera natural en las movilizaciones, los jóvenes que pensábamos de manera similar y nos propusimos hacer un ateneo libertario para debatir y participar juntos en las luchas sociales del barrio. No teníamos local pero nos reuníamos en el campo, en los bares y, muy a menudo, en la estación de tren. Así que sacamos una revista, de vida efímera, que se llamó “La niña de la estación”. La biblioteca se componía de la totalidad de nuestros libros que gestionaba la bibliotecaria (Eva) con listas de libros, peticiones a quienes los tenían, préstamos y recogidas para su devolución. Simple pero efectivo. Con el Ateneo Libertario de Villaverde organizamos un par de autobuses y nos plantamos en el gran mitin celebrado por la CNT en Montjuich (Barcelona) en el verano de 1977. Grandioso.

La ocupación del local de Villaverde, en 1980, supuso un acto crucial en mi participación dentro del movimiento libertario. Por esas fechas, la CNT ocupó bastantes locales que habían sido del sindicato vertical franquista, algunos robados al final de la guerra a las organizaciones y otros construidos con las cuotas obligatorias de trabajadores y empresarios. Las ocupaciones que, habitualmente, eran reprimidas con violencia por la policía, tenían un doble objetivo: la utilización de dichos locales por parte de los trabajadores y la reivindicación de la devolución del patrimonio histórico de la CNT incautado por la dictadura. En éste caso, al acabar la manifestación cenetista del 1º de mayo, un grupo de unos cien compañeros/as nos dirigimos al otro extremo de la ciudad. Previamente, la CNT madrileña me encargó un informe sobre las condiciones en que se encontraba el edificio que íbamos a ocupar, tanto físicas cómo legales. En poco más de 3 años de abandono, se había convertido en un peligro para el barrio con un par de incendios y espacio para ratas y yonquis, lo que contribuyó a que el barrio aplaudiera nuestra ocupación. Por otro lado, en este espacio dónde construyeron el edificio (1960) funcionaba, antes de la guerra, una tahona en cooperativa de panaderos afiliados a la CNT.

Pronto organizamos un sindicato propio para la zona (la Comarcal Sur de la CNT) y, con el Ateneo Libertario de Villaverde, organizamos infinidad de actividades sindicales, sociales y culturales. El edificio es grande así que invitamos a compartir el espacio a muchos otros proyectos con planteamientos similares (horizontales, sin subvenciones ni liberados) en muchos de los cuales participábamos igualmente: Radio Libre, Escuela Infantil, Tierra y Libertad (FAI), Mujeres Libres, grupos de teatro y música, Juventudes Libertarias, Asamblea de Parados, Cruz Negra Anarquista, Despensa Solidaria, Mujeres Artesanas y otros de menor duración. El local dispone de un salón de actos donde se han programado multitud de conciertos, exposiciones, conferencias, teatro, presentaciones, etc. Esa ha sido una de mis ocupaciones principales como militante y, de lo que estoy especialmente orgulloso, fue mi universidad.

3) Podrías hablarnos sobre tu trayectoria sindical?

Aparte de la actividad sindical que desarrollaba desde la Comarcal Sur, la más cotidiana e intensa fue con la Sección Sindical de la CNT en Iberia. Durante muchos años fue una de las Secciones Sindicales más potentes de la CNT y tuvo una presencia muy activa en la empresa, con importantes luchas, tanto en solitario como con otras organizaciones, y compañeras/os de mucha valía en la lucha. Teníamos, además, facilidades para viajar y esa fue una de las razones para que varios militantes fueran elegidos para desarrollar tareas, sobre todo en la Internacional o que implicaran viajes internacionales, como Jose Luis R. Coronado, Manolo Olmedo o Ángel Espinosa. En mi caso, fui nombrado Secretario General de la AIT (1996/97) con la tarea principal de organizar, en Madrid, el XXº Congreso de la Internacional, y varios de los miembros del Secretariado fueron, igualmente, compañeros de la CNT en Iberia. Por lo demás, además de las facilidades para viajar al trabajar en una compañía aérea, siempre me interesó mucho el desarrollo del anarquismo en los diferentes países de manera que, unas veces delegado por las organizaciones en las que milito y otras por pura curiosidad, he visitado compañeros/as de países tan variados como Rusia o Bangladesh, media Europa y gran parte de América Latina de la que me declaro admirador desde que recuerdo.

En 45 años de militancia, y teniendo en cuenta que los cargos de responsabilidad en la CNT cambian permanentemente, me ha tocado asumir algunas otras tareas en la Confederación. Destacaría, como primera, formar parte de la delegación del Sindicato de Gastronomía de Madrid al Vº Congreso (1979) y, como última, en la delegación de la CNT al Congreso de Parma (Italia) dónde se crea la Confederación Internacional del Trabajo (CIT) en mayo del 2018. Por lo demás, continúo en la Comarcal Sur de la CNT.

4) ¿Cuáles son las diferencias entre la CNT de los años 1930 y la de hoy?

Bueno, esta pregunta daría para hacer un libro de análisis crítico. Pero yo lo resumiría en dos cuestiones: gran diferencia en cuanto al momento histórico, con posibilidades reales de un cambio revolucionario y la capacidad e importancia de la CNT en la sociedad de la época, con una enorme afiliación e influencia, determinante en algunas zonas del país. Sin embargo, gran semejanza en cuanto a estructura organizativa antiautoritaria, con comités de gestión y nunca de decisión, sin subvenciones ni liberados, y su doble objetivo de mejorar las condiciones de los trabajadores/as y caminar hacia una sociedad anarquista.

5) ¿Cuál es el papel de la FAI hoy?

El papel de la FAI hoy es el mismo que ha tenido desde su creación en 1927. Es decir, federar a los grupos anarquistas, que quieran, para mejorar sus posibilidades de trabajo en la difusión, propuestas o puesta en práctica de las ideas anarquistas. Sigue siendo una federación de grupos de afinidad, donde se toman las decisiones por unanimidad y en el caso de que no la haya no será una tarea de toda la Federación si no de los grupos que la asuman como propia. Una Federación de síntesis, con numerosas y diversas tareas, que los grupos elijen y plantean, en su caso, a la Federación por si las asume como propias. En todo caso, rara vez se vetan propuestas de cualquiera de los grupos sino que se suele usar lo que se llama “abstención amistosa”, salvo casos de contradicción muy evidente con las ideas anarquistas.

La FAI es hoy una organización pequeña que está en un proceso de recuperación. Edita el periódico Tierra y Libertad, como Federación, y algunos grupos editan su propio periódico local.

Desde 1968, en el que se crea la Internacional de Federaciones Anarquistas en Carrara, la FAI forma parte de dicha Internacional si bien, desde su fundación, se interesó por las cuestiones internacionales y en su propio origen ya se encuentran organizaciones y personas de Portugal, España y del exilio en Francia.


6) Cuál es la nueva fase del fascismo hoy en España?

El fascismo en España siempre estuvo presente, aunque con una fuerza bastante relativa. El golpe militar y la dictadura posterior los utilizó a conveniencia, en ocasiones para sumar y otras para mantener entretenidas al resto de las facciones que los apoyaron como la iglesia o la oligarquía y los partidos de derecha y ultraderecha. Tras la muerte del dictador metieron mucho ruido pero fueron perdiendo apoyos.

Ahora se hacen notar más, como en otros muchos países, porque hay un partido político que, sin ser fascista al uso, tiene un discurso nacionalista y retrógado que les gusta a los menos ideologizados de la ultraderecha (VOX). Los fascistas más clásicos mantienen los habituales partidos trasnochados como España 2000, Falange o los cabezas rapadas que se crecen alrededor de los hooligans de los diferentes equipos de fútbol. En general comparten los mismos discursos que en el resto de los países: racismo, xenofobia, nacionalismo o machismo. Se nutren de las tradiciones más rancias así como de los sectores más cavernícolas de la iglesia católica. En lo económico se declaran liberales, en general, como el resto de la derecha incluyendo la del PSOE. Utilizan las redes masivamente y, como no paran de decir barbaridades y eso les encanta a una parte importante de periodistas, están todo el día en la televisión. En ésta época tan marcada por la pandemia también se han situado al lado de antivacunas y otros negacionistas como en el resto del mundo.

7) Podrías hablarnos, brevemente, sobre el significado de la fundación de la Confederación Internacional del Trabajo?.

Pues ésta pregunta sí me gustaría responderla con un poco más de amplitud, aunque sea telegráficamente, porque se han utilizado (y se utilizan) algunas mentiras y medias verdades que distorsionan la comprensión de las razones para dar ése paso. Empezaré por decir que, lógicamente, no es algo que se decida de un día para otro sino que se llevaba bastantes años tratando de que la AIT priorizara la tarea sindical y social con más presencia en las fábricas y la calle. Buscando mayores confluencias en las luchas y trabajando el crecimiento de sus Secciones y la suma de otras nuevas. Sin embargo, la mayoría de las Secciones que figuraban eran (y siguen siendo) pequeños grupos que poco o nada tenían que ver con un sindicato, su estructura, su labor y (lo peor) sin ninguna intención de trabajar para salir de esa marginalidad inoperante pero donde algunos compañeros/as se sienten en la zona de confort conocida.

Una de las mentiras más repetidas, para criticar el funcionamiento de la CNT en la actualidad, es que la decisión de salirse de la AIT la toman los comités sin el acuerdo de la organización. Esto, además de imposible, es incierto cómo digo, y lo conozco y lo viví personalmente en el lugar y de la forma que se han de tomar las decisiones que afectan a toda la Confederación: el Plenario del último Congreso de la CNT en Zaragoza. Después de bastantes años de desencuentros en Plenarias y Congresos en la Internacional, la gran mayoría de los sindicatos de la CNT llevaban el acuerdo de salirse y buscar otras alternativas. No obstante, en la comisión dónde se trabajaba éste tema (con bastantes delegaciones, por cierto) desde mi Sindicato hicimos una propuesta alternativa que no cambiaba la decisión, como digo muy mayoritaria que llevaban los sindicatos, pero que sí la posponía hasta el siguiente Congreso de la AIT para el faltaban unos meses. La idea era dar una nueva oportunidad a la Internacional de recuperar la tarea sindical, superando la realidad de pequeños grupos anarquistas (muy pequeños realmente) que conforman la mayoría de las Secciones de la AIT. Defendí la moción de esperar esos meses con convicción, en el Plenario del Congreso, pero ganó la opción de salirnos ya. Habían sido muchos años de intentos infructuosos y pocos sindicatos esperaban que nada fuera a cambiar en el siguiente Congreso de la Internacional. Resumiendo, el acuerdo de salirse de la AIT se tomó en el Congreso Confederal de Zaragoza y los comités se limitaron a gestionar la manera de aplicar dicho acuerdo. Por lo demás, los Estatutos de la CIT no varían apenas de los de la AIT salvo en el mínimo de afiliación para ser Sección (75) y en la posibilidad de que haya más de una Sección por país.

8) ¿El anarcosindicalismo continúa potente?

Yo no diría que el anarcosindicalismo está potente. Es cierto que, en los últimos años está creciendo sistemáticamente y ganando algunas luchas, que está más activo en las empresas y en la calle, o que participa con otras organizaciones de manera más habitual en temas sociales como la vivienda o el feminismo. También en movimientos internacionales como Rojava o la Gira Zapatista. Pero sigue siendo pequeño aún para doblarle el brazo a la patronal o al estado. Por lo demás, las organizaciones que se reclaman del anarcosindicalismo están bastante divididas y la relación entre ellas es escasa y complicada. No es nada nuevo y le ocurre al resto del movimiento libertario. Esto limita mucho las posibilidades de ser escuchados y de tener una influencia mayor. De ser un referente para mucha gente que está en la lucha sin un buen aglutinante. Por lo demás, tampoco está siendo una buena época para el sindicalismo en general. Tampoco para la concienciación y la lucha de la mayoría de la gente.

En todo caso, creo que la CNT va encontrando un buen camino para salir de la marginalidad y eso se está notando en un notable incremento de la afiliación y de la actividad. Con respecto a la travesía del desierto que se generó tras las escisiones de los años 80 y su polarización, sus adherentes se multiplicaron por diez y tras los dos últimos congresos se ha duplicado. Incluso en éste último año y medio de la pandemia con los locales cerrados se ha mantenido la tendencia y está en cifras que hace más de 30 años que no se veían. También es cierto que, con ese crecimiento, la diferencia entre afiliación y militancia se ha agrandado, así como la fidelidad de muchas nuevas incorporaciones es menor.

9) Háblanos un poco sobre tu experiencia como militante anarcosindicalista de base.

Conviene aclarar que en la CNT todos y todas somos militantes de base. Unos más comprometidos que otros, pero todos con las mismas obligaciones y derechos desde el mismo momento de nuestra afiliación. En mi caso particular, nunca he rehuido los encargos que se me han hecho y los he tendido de todo tipo: delegado en múltiples comicios y misiones, Secretario General de la Comarcal Sur de Madrid, Secretario de Patrimonio de la Regional Centro, Secretario General dela AIT o miembro de la Junta de la FAL. Teniendo en cuenta que los cargos en la CNT son de corta duración y rotativos, tampoco es mucho en 45 años. La gran mayoría del tiempo no he tenido cargos orgánicos pero sí una implicación más o menos permanente. Sobre todo, como he dicho, en Villaverde y en Iberia. Por suerte, tanto en un lugar como en otro, los/as compas más activos hace muchos años que somos, además, amigos de manera que la tarea se simplifica y se facilita.

En fin, la tarea como militante de base, en nuestro caso, no difiere tanto de cuando se tienen responsabilidades específicas: difusión/propaganda, manifestaciones y concentraciones, reuniones internas o externas, charlas y debates públicos, cursos, etc. En mi caso, como dije antes, de manera destacada las cuestiones culturales han ocupado gran parte de mi tiempo. Y, muchas veces sin un encargo orgánico, relaciones con el movimiento libertario internacional. Es por eso que mantengo buenas amistades con compañeros de muchos países. Entre otros, claro, vosotros.

10) Consideraciones finales.

Pues no mucho más… No es fácil hablar de uno mismo pero nunca me niego a cualquier petición de los compañeros. Por lo demás, entiendo que ayuda a conocer mejor el trabajo que se hace en otros lugares, sabiendo que es una parte pequeña y particular de la que hacen las organizaciones.

Agradecer, igualmente, vuestro trabajo militante que conozco desde hace muchos años y que espero seguir visitando en cuanto la pandemia nos dé un poco más de margen. Y, por supuesto el trato, siempre amigable y fraterno de tantos compas en diferentes partes de Brasil con los que siempre me he sentido como en casa (en algunos casos, literalmente).




Fonte: Ielibertarios.wordpress.com
Discuta Este Artigo No Fórum


SIGA-NOS
NO TWITTER
SIGA-NOS
NO MASTODON
SIGA-NOS
NO TUMBLR


Camisetas Anarquistas ★ Frete grátis para todo o mundo


Good night white pride
Capitalism
Refugees welcome
ACAB - all cats are beautiful
Action anti-fasciste
FCK NZS
Sometimes antisocial always antifascist
Love music - hate fascism
Anarchy
Nestor Makhno

Esta plataforma é inteiramente financiada pela No Dioses No Maestros Cooperativa.
As vendas também contribuir para arrecadar fundos para doações a várias organizações anarquistas e instituições de caridade ativistas.



Anarchist news | Noticias anarquistas | Actualité anarchiste | Anarchistische Nachrichten | Notícias Anarquistas | Notizie anarchiche | Notícies anarquistes | Αναρχική Ομοσπονδία

As opiniões são dos colaboradores e não são necessariamente endossadas por Federacaoanarquista.com.br [aviso Legal]